Se nos ha ido nuestro amigo Merino

Se nos ha ido un amigo, Merino: el incansable señor del bombo de nuestras manifestaciones, nuestro compañero de lucha durante estos ya más de cuatro años.
También se ha ido nuestro compañero en la montaña y en las bicifestaciones, siempre infatigable, guiando nuestros pasos con su ritmo paciente, pero eficaz y seguro. Siempre discreto, sincero y sabio en sus palabras.

.


Se nos ha ido un vecino comprometido con nuestra Asociación y nuestra gente, siempre dispuesto a trabajar incondicionalmente, siempre dispuesto a compartir, siempre dispuesto a ayudar, siempre dipuesto a convivir.

Un amigo suyo lo describió con estas bonitas palabras:

Generoso y capaz en el verbo y en la acción, su palabra lenta, pero segura, construía -para los otros- una idea propia, un argumento veraz, una opinión sincera, igual que sus manos hábiles y fuertes tenían la virtud de construir una casa desde sus cimientos. Verdadero sabio en el que la razón escéptica no había aniquilado la inocencia de niño que bailaba en el fondo de su mirada. Hombre recio, de una pieza, sin trampa ni cartón.

A los vecinos y vecinas de Favara nos queda un gran vacío, porque hemos perdido a nuestro querido amigo Merino. Pero no nos ha abandonado del todo, nos queda el recuerdo de los buenos momentos compartidos.