Excursión al Cañón del Río Mira La excursión que realizamos este domingo dejó un buen sabor de boca a todos los asistentes . Fue una lástima que muchos de los habituales no pudiesen venir. La ruta era sencilla, solo complicada en el final por el cierre de una pista por una finca cinegética. La mayor parte del itinerario se hizo acompañando al Río Mira en su camino hacia el Río Cabriel. Tuvimos la suerte que el molino en el que empieza la ruta se encontraba abierto y el dueño nos permitió visitarlo.

.

Pronto empezamos a caminar con un tiempo muy agradable hasta llegar al espectacular puente de los Imposibles en el que paramos a comer con la fortuna de que un tren paso en ese momento. Ya por la tarde el tiempo se cerró un poco y dejo algo de lluvia, fue un chubasco pasajero que nos obligó a sacar los impermeables. Ya abandonamos el río y nos adentramos en el caserío de Cañavedija en donde hubo el único repecho que nos permitió una vista inolvidable de la estación de Enguídanos y del más espectacular de los viaductos del recorrido de la línea de Cuenca. Cuando llegábamos a esta estación otro tren salió del túnel, parecía que los tuviésemos preparados para hacernos disfrutar más del recorrido. Al final un día inolvidable que a nadie dejó indiferente, el camino precioso, el tiempo, el mejor y la compañía muy grata.