EXCURSIÓN  A  CORTES DE PALLÁS Como en muchas excursiones de este año, el pronóstico del tiempo no era muy bueno, sobre todo en lo referido al viento y frío.
A pesar de ello, al final nos juntamos 16 excursionistas, ocho de ellos en la modalidad infantil y juvenil.
Salimos de Valencia con un tiempo soleado, pero llegando a nuestro destino, las nubes comenzaron a cubrirlo todo y al poco empezaron a descargar. Los termómetros marcaban cerca de 0 grados.

.

Ya en Cortes nos refugiábamos en un bar a almorzar mientras decidíamos que hacer. En ese momento comenzó a nevar para gran alegría de los niños, aunque parecía que nos íbamos a quedar sin excursión.
Pero acabando el almuerzo empezó a lucir el sol y nos mostró una bella estampa de los altos de la muela blancos. Ya lo teníamos claro, iríamos a lo alto de la sierra a jugar con la nieve y luego haríamos una excursión más corta para que no se nos hiciese de noche. Subiendo a la muela, la decisión de la ruta nos vinos dada ya que la silueta del Castillo de Xirell que se divisaba nos sedujo como meta de nuestros pasos.
Una ruta más corta, pero muy bonita, y de premio, el Castillo. Verdaderamente impresionante con su imagen recia en ese enclave aislado sobre un roquedo que se desploma más de 300 metros sobre el Júcar. Un castillo con robustas torres y en relativo buen estado de conservación en el que actualmente se están haciendo obras para evitar su ruina. Comimos en el castillo y una vez acabado, pareció que el castillo nos invitaba a irnos ya que empezó a caer una fina lluvia helada que duró justo el momento de guardar todo en las mochilas para marchar.
Al final, ya en los coches, satisfacción y recuerdo a todos los compañeros que se habían perdido la excursión y a los que seguro íbamos a dar envidia.