Excursión a Cuenca. Esta vez, el destino de nuestros pasos ha sido la serranía de Cuenca. Pasamos un fin de semana alojados en el alberque de Uña un grupo de 35 intrépidos senderistas de Favara. Fue una auténtica convivencia en la que compartimos gratos momentos de entretenimiento y diversión. El albergue nos ofreció un entorno único, en las afueras del pueblo de Uña; un lugar sencillo que ocupamos en su totalidad, en el que disfrutamos de tertulias y juegos.

.

Vimos una mariposa protegida, la más bella de España, y muy difícil de ver, la Graellsia isabellae, y hasta los más pequeños consiguieron ver gambusinos!!!!
El sábado nos adentramos por la serranía: realizamos un itinerario de unos 17 Km de recorrido que nos permitió descubrir el paraje de "Los Callejones", hermosas formaciones kársticas que el agua pacientemente ha modelado durante miles de años; y el domingo visitamos el Parque Cinegético del Hosquillo, en el que, tras la calurosa acogida del guarda forestal, aprendimos muchas peculiaridades sobre la fauna ibérica habitante de aquellos parajes: la cabra montés, el ciervo, el muflón, el lobo, el oso.... Nos costó abandonar aquel paraje idílico que recorrimos lentamente en nuestros vehículos, pero el guarda forestal se resistía a dejarnos en el interior del Parque; aunque no lo verbalizó, con su mirada más profunda nos animó a volver otro día para poder ver a los osos que no tuvimos ocasión de ver... ¡recordaremos ese gesto que tan buenos momentos nos hizo pasar en la comida!
A pesar del frío, del olor a leña quemada que quedó en nuestras ropas, de las botas llenas de barro en el recorrido y de cualquier otra pequeña incomodidad propia de una estancia en un albergue, TODOS los participantes deseamos volver repetir esta experiencia y cambiar la intimidad de la individualidad por la convivencia en grupo: es muy gratificante y, ante todo, divertido